Declarar a hacienda la indemnización por accidente de tráfico: ¿qué tengo que saber?

como-hacer-la-declaracion-de-la-renta
¿Cómo hacer tu declaración de la renta, y que aspectos debes tener en cuenta?
7 enero, 2019
mostrar todo
indemnización por accidente de tráfico

La campaña de recaudación de hacienda está cada vez más cerca y muchas personas se preguntan si tras reclamar una indemnización por accidente de tráfico tienen que declarar a hacienda los costes por daños recibidos. Si este es tu caso, a continuación te contamos te contamos todo lo que debes saber.

¿La indemnización por accidente tributa?

indemnización por accidente de tráfico

En primer lugar, lo que tenéis que saber es que por regla general la indemnización recibida por accidentes de tráfico no tributa, de acuerdo al Artículo 7d de la Ley del IRPF 35/2006 de 28 de Noviembre.

Por lo tanto, si habéis sufrido un accidente y hacéis la reclamación de indemnización por accidente de circulación y la cuantía de la indemnización se fija a través de un proceso judicial o legal, las bonificaciones recibidas ya sean por, daños personales o cualquier deterioro en un accidente producto de la responsabilidad civil, no tienen que tributar.

Aunque os hemos dicho que de manera general se dispensa la tributación de indemnizaciones por accidentes, hay una serie de excepciones que hay que tener en cuenta ya que al final el abono de los daños siempre corresponde a un saldo a favor del indemnizado. Por lo anterior, los casos que quedan libres de tributar dependen de factores como el tipo de indemnización, accidente y abono recibido por los daños reclamados.

Por otro lado, en la web de los experimentados abogados de Madrid, Demandatulesión, puedes calcular la indemnización que deberás pagar por tu accidente de coche o moto. Este despacho está especializado en indemnizaciones de tráfico y tiene una gran trayectoria.

¿Cuándo NO tengo que declarar la indemnización por accidente de tráfico?  

Son dos los casos en los que los indemnizados quedan libres de tributar. El primero corresponde a las indemnizaciones que han sido establecidas legalmente a través de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos, es decir, que se han establecido los importes a través de un parte amistoso o de forma extrajudicial siendo abonadas por los seguros del responsable del accidente. Por ejemplo si la indemnización abonada es de 10.000€ y el baremo indica que el máximo en 15.000€ entonces este queda libre de tributar.

No obstante, hay una limitación en la excepción de tributar, esta corresponde a los límites que establece el Baremo de Accidentes de Tráfico de la Ley 35/2015. Siempre que el total de la indemnización recibida no supere lo indicado por dicho baremo el indemnizado no lo tributa, en caso que estas cifra supere lo establecido hay que hacer la declaración del abono por indemnización recibo.

El segundo caso de excepción de tributo se da cuando la indemnización por accidente de tráfico queda fijada por vía judicial. Cuando se da esta situación el monto de la indemnización no tributa aunque supere la cifra establecida por el Baremo Oficial.

¿Cuándo SÍ tengo que declarar la indemnización por accidente de tráfico?

indemnización por accidente de tráfico

La obligatoriedad de presentar en la renta los abonos de una reclamación de indemnización por accidente de tráfico se da en cuatro casos. El primero se establece cuando la aseguradora aporta el pago de indemnización y este es mayor al límite del Baremo, entonces hay que declararlo en la campaña de hacienda.

El segundo caso obliga a la declaración de la renta de todos aquellos abonos obtenidos por la indemnización que se hayan establecido a través de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos por vía extrajudicial.

Cuando hablamos de la obligatoriedad de tributar en haciendo los bonos recibidos. El tercer caso obliga a declarar la indemnización todos los casos en que el abono corresponda a una renta vitalicia o con duración temporal. Cuando se presenta la declaración este saldo positivo se debe marcar como rendimientos de trabajo.

El tercer caso de obligatoriedad se da cuando hay una indemnización por concepto de seguro de vida tras la muerte de un familiar. Este tipo de indemnizaciones deben presentarse en hacienda ya que son cuantías que suelen superar los máximos y se enmarcan en un ámbito que se gestiona de forma especial.

Cada accidente es particular, pero cuando se cobran indemnizaciones muy grandes o por vías legales es importante que tener en cuenta que si contratáis un abogado especialista en accidentes de tráfico para hacer la reclamación, los gastos de abogados o representantes legales no pueden restarse de la declaración como bien saben en RDI Abogados

Más vale que tengáis todos vuestros documentos listo para la campaña de recaudación de hacienda, pero si aún tenéis dudas os recomendamos contactar con vuestros asesores. Si os ha parecido interesante este post, podéis seguir leyendo contenidos tan interesante como este en el blog de Neoasesores.

 

 

LLAMAR AHORA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLAMAR AHORA