¿Qué hace un asesor fiscal? ¿Qué servicios ofrece, y cuáles son sus ventajas?

pagar menos impuestos sociedades
¿Cómo pagar menos impuestos? Consejos y trucos legales de los asesores
14 noviembre, 2017
blanqueamiento de dinero
¿Qué es el blanqueo de capitales y en qué consiste?
1 diciembre, 2017
mostrar todo
asesorias fiscales

Seguro que en algún momento has escuchado esa famosa frase que dice que “Hacienda somos todos”, pero desgraciadamente el común de los ciudadanos de a pie, somos “Hacienda” a la hora de presentar declaraciones y contribuir.

Pero no a la hora de conocer los intrincados laberintos legislativos que tanta inseguridad y temor suelen producir, en cuánto que hay que entenderse electrónicamente con la AEAT o de forma presencial, dado que el desconocimiento de la Ley no exime de su obligado cumplimiento.

En éste sentido la figura del asesor fiscal, surge como un enlace que orienta y ayuda tanto a particulares como empresarios, facilitando la comprensión del intrincado lenguaje técnico tributario, confeccionando liquidaciones, representando a sus clientes ante la Hacienda Pública, y facilitándoles un abanico de opciones favorables a sus intereses dentro del marco legal vigente en cada momento.

¿Qué es un asesor fiscal?

Un asesor de impuestos por lo tanto es un experto en asesoría fiscal y tributaria, que orienta a sus clientes informándoles sobre sus obligaciones en materia de impuestos, ayudándoles a cumplir en forma y plazo sus responsabilidades con la Hacienda tanto a nivel estatal como a nivel de Comunidad Autónoma o local, a la vez que sirve de enlace o representante en inspecciones, y todo tipo de gestiones como aplazamientos, bajas, altas o recursos.

La complejidad legislativa y funcional del mundo financiero, mercantil y tributario, hace que en muchos casos la diferencia entre contar con éste tipo de asesoramiento experto o no disponer del mismo, puede suponer importantes variaciones en los importes a tributar por desconocimiento de la legislación que permite acogerse a determinados supuestos exentos, aplicar desgravaciones posibles, a la hora de hacer variaciones patrimoniales, o encuadrar la actividad mercantil en la forma jurídica más ventajosa antes de comenzar a presentar las declaraciones obligatorias.

asesor fiscal requisitos

¿Qué hace un asesor fiscal? Servicios más demandados

Aunque la idea más generalizada que todos tenemos de lo qué hace un asesor fiscal. Es que se trata de un profesional experto en información sobre cómo ahorrar al pagar impuestos, realmente su trabajo va mucho más allá, como veremos a continuación:

Los asesores fiscales o asesores de impuestos son profesionales que conocen la legislación y todas las disposiciones vigentes, contando también con un vasto conocimiento en materia mercantil y financiera, que les permite aplicar en cada caso toda esa información en beneficio de sus clientes, pero siempre manejando el principio de prudencia que evite riesgos, y dentro del marco legal.

Si bien no es menos cierto que algunos asesores fiscales únicamente se limitan a realizar y presentar las liquidaciones periódicas que les encargan sus clientes para cumplir estrictamente con las obligaciones y plazos, sin invertir esfuerzos superiores en estudios concretos de cada situación individual que puedan beneficiar más a estos, aplicando unas opciones u otras.

¿Qué hace un asesor fiscal en su trabajo?

  1. Planificación previa al inicio de negocios, aconsejando antes de realizar acciones de aumento o disminución patrimonial, inversiones en activos financieros, orientación sobre cambios de personalidad jurídica, y en resumen facilita un estudio e información en base a la situación y circunstancias particulares de cada cliente y su posición como sujeto tributario en cada momento, para la mejor defensa de sus intereses principal pero no exclusivamente ante la Hacienda Pública, involucrándose en la más óptima marcha de sus finanzas.
  2. Intermediación para la redacción de estatutos sociales, y datos particulares en escrituras notariales para constitución de sociedades, y comunicaciones sobre altas, bajas y variaciones ante la Agencia Tributaria y gestiones de inicio de actividad o cese en el Registro Mercantil.
  3. Elaboración de cuentas tanto para particulares como de empresas, con carácter previo a la confección y presentación de las correspondientes liquidaciones.
  4. Confección y presentación de liquidaciones periódicas en los plazos establecidos por la administración, y en la forma exigida, tales como las presentaciones trimestrales de modelos de I.V.A., I.R.P.F, e I.G.I.C, resúmenes anuales de éstos impuestos, operaciones con terceros, Impuesto de Sociedades, Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, mediante la utilización de herramientas telemáticas y gestión presencial, dependiendo de los casos.
  5. Los asesores fiscales también asisten y representan a sus clientes ante Hacienda, previo consentimiento de éstos, en actos como inspecciones, presentación de alegaciones, liquidaciones, negociación de aplazamiento de pagos, entre otros, actuando como interlocutores expertos, que entienden el lenguaje de las Administraciones Públicas, y conocen la legislación, utilizando las normas más favorables en defensa de los intereses de sus representados.
  6. Advierten e informan a sus clientes sobre las responsabilidades y consecuencias derivadas del incumplimiento de sus obligaciones tributarias.
  7. Asesoran a sus clientes en actividades de importación y exportación, gestionando la correspondiente documentación.
  8. Estudian y planifican la mejor composición de patrimonios personales, derechos de adquisición, sucesión y trasmisión a nivel de impuestos estatales, autonómicos y locales.
  9. Informan sobre las mejores oportunidades de inversión, como pueden ser valores de bolsa, planes de pensiones o cuentas bonificadas, productos para financiación más adecuados a las características particulares de cada cliente, como por ejemplo créditos en moneda extranjera, o con interés fijo/variable, dependiendo de las circunstancias del mercado, y fuentes de posibles subvenciones públicas o privadas.
  10. Asesoran y acompañan en actos notariales de trasmisión, cesión o donación patrimonial, y otros actos jurídicos documentados.

servicios destacados en asesoría fiscal

¿Por qué es tan importante lo que hace un asesor fiscal?

Puesto que los asesores fiscales deben contar con una información financiera previa obtenida de los datos y cuentas de cada cliente para realizar las oportunas liquidaciones, lo habitual es que también se ocupen de facilitar todos los servicios necesarios en materia mercantil como son:

  1. Contabilidad dentro del vigente Plan General Contable.
  2. Gestiones como la legalización de libros contables y confección de resto de libros obligatorios.
  3. Confección de informes periódicos sobre el estado de cuentas, para ayudar a planificar y tomar las mejores decisiones inmediatas o a medio y largo plazo.
  4. Redacción de Actas de Juntas de socios, y certificación de la aprobación de Cuentas Anuales.
  5. Cumplimentación y presentación de Cuentas Anuales en el correspondiente Registro Mercantil.
  6. Entre las actividades más demandadas a los asesores fiscales y mercantiles, está el estudio y consulta sobre planes de estrategia empresarial con complicadas repercusiones fiscales y mercantiles, como fusiones, uniones temporales de empresas y otras operaciones complejas, en las cuales el experto debe realizar un estudio minucioso de pros y contras, explicando con total claridad a sus clientes las diferentes alternativas y sus consecuencias.

Las ventajas de disponer del asesoramiento de un profesional en finanzas e impuestos, se derivan básicamente de poder contar con el apoyo de una persona, o un equipo con una sólida formación y experiencia en ambas materias, que además está diariamente al corriente de toda la información publicada, algo que resulta imposible por la cantidad de variaciones que se producen y el tiempo y recursos necesarios para estar siempre al día, salvo para quienes tienen por objeto de su actividad laboral éstas especialidades.

Un buen ejemplo sería la presentación de un recurso frente a una declaración paralela realizada por la Agencia Tributaria, en la que ésta exige un importe complementario al inicialmente declarado.

Muy probablemente un contribuyente sin conocimientos tributarios, no sabrá qué argumentos esgrimir para salir airoso del trance, aceptando como única solución el pago sin más oposición, mientras que un asesor fiscal buscará resoluciones favorables, doctrina administrativa que apoye su argumento, sentencias en contra de la administración en éste sentido, para conseguir que prospere su recurso, aumentando notablemente las posibilidades de ahorrar a su cliente el pago de un importe superior no necesario.

De cualquier forma es fundamental saber que el cometido de un asesor fiscal, no es evitar el pago de impuestos obligatorios, sino reducir la carga tributaria de forma legal, tras un estudio pormenorizado de las situaciones particulares de sus clientes, aplicando las normativas vigentes que más les favorezcan en cada momento.

Para conseguir éste objetivo, los clientes deben confiar su situación y movimientos financieros sin reserva a su asesor de impuestos, aportando toda la documentación que éste solicite, y sin ocultar datos que puedan falsear la información que recibe.

Por tanto tras recurrir a un profesional que inspire suficiente confianza y experiencia, es necesario ponerse en sus manos sin cuestionar ni dudar de las indicaciones, posibles planificaciones o decisiones que pueda aportarnos, aunque puedan ser poco comprensibles por su complejidad.

Pese a que generalmente no se asimila con agrado tener que pagar una cuota periódica o puntual para que nos ayuden probablemente a desembolsar un dinero que a nadie le apetece entregar con agrado a la Hacienda Pública, resulta muy recomendable recurrir al consejo profesional de un asesor fiscal, siempre que se produzcan situaciones con cierta trascendencia tanto para nuestra propia economía personal, como empresarial.

Qué hace un asesor fiscal

Algunos de los casos en que necesitas si o si un asesor tributario, son los siguientes:

Antes de realizar variaciones patrimoniales por compra o venta de acciones, adquisición o venta de inmuebles, constitución de fondos de inversión o depósitos a plazo, cambio de persona física a persona jurídica en el desarrollo de actividades empresariales o profesionales, o aceptación de herencias, y por supuesto a la hora de la obligada declaración de la renta anual, siempre que se hay producido una variación en ese ejercicio, porque las consecuencias entre hacer bien o mal éste tipo de cosas, puede marcar importantes variaciones para nuestro bolsillo.

Y ahora, que ya sabes qué hace un asesor fiscal, qué servicios ofrece y cuáles son sus ventajas, ponte en contacto con nosotros y cuéntanos qué necesitas.

 

 

 

 

LLAMAR AHORA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLAMAR AHORA